Grupos de especial protección

El derecho y principio de igualdad y no discriminación han sido ejes en la construcción de la Reforma Educacional, permitiendo que en el acceso y trayectoria educativa se resguarde la inclusión de todos y todas sin distinciones por las características personales, colectivas o de origen de quienes integran el sistema educacional. En este apartado se encuentra la experiencia de la Unidad en la elaboración de políticas y programas inclusivos focalizados en personas y grupos de especial protección, tales como, niños, niñas y adolescentes, diversidad sexual y de género, estudiantes extranjeros y pueblos originarios. Este trabajo representa la necesaria coordinación con el intersector, con divisiones y unidades ministeriales, y a través de procesos de colaboración con organizaciones de la sociedad civil y organismos internacionales.

Para el caso de los y las estudiantes extranjeros, el 2016 se creó la página web https://migrantes.mineduc.cl/ con el objetivo de facilitar el acceso a información sobre normativas y programas de inclusión focalizadas en este grupo dentro del sistema educacional.

Por especial encargo de la Ministra se conformó en esta Unidad la Mesa de Coordinación Migrante MINEDUC, cuyo objetivo es: “Garantizar el derecho a la educación e inclusión de estudiantes extranjeros, respetando los principios de igualdad, no discriminación y los compromisos firmados y ratificados por el Estado de Chile”. El fenómeno migratorio ha irrumpido en el sistema educativo a nivel nacional generando transformaciones que impactan la trayectoria educativa de niñas, niños, jóvenes y adultos tanto nacionales como extranjeros. Para el Ministerio esto implica nuevos desafíos que requieren de una institucionalidad que vele por la entrega de herramientas oportunas y pertinentes para acompañar a las comunidades educativas.

 

Desde esta Unidad, el año 2015, se crea el Plan para la Inclusión de Personas LGBTI en el Sistema Educacional, que tiene por objetivo la revisión, actualización y elaboración de políticas educativas que promuevan el respeto y resguarden el derecho a la educación de niñas, niños y estudiantes LGBTI. A través de metodologías participativas entre el Ministerio, organizaciones de la Sociedad Civil, establecimientos educacionales, académicos y UNESCO, se han elaborado normativas y orientaciones, estudios con información cualitativa y compromisos internacionales que permiten proyectar la responsabilidad del Ministerio respecto a los derechos humanos de la diversidad sexual y de género.

A partir de los Diálogos Ciudadanos por la Reforma Educacional realizados en Rapa Nui en 2014, se desarrolló entre 2015 y 2017 un trabajo participativo con la comunidad local, en conjunto con la Secretaría de Educación Intercultural Indígena y con apoyo de UNESCO Santiago, para diagnosticar el estado de vitalidad de la lengua rapa nui y definir estrategias de revitalización lingüística y cultural, a implementar a partir de 2018.

Durante el período 2016-2018 se desarrolló un proceso participativo de diseño de una propuesta de bases curriculares y programas de estudio de la nueva asignatura de lengua y cultura de los pueblos originarios reconocidos por la legislación chilena (Aymara, Quechua, Colla, Licanantai, Diaguita, Rapa Nui, Mapuche, Kawésqar, Yagán), la cual deberá someterse a consulta indígena en el marco del Convenio 169 de la OIT.

Mejorar las condiciones y oportunidades de aprendizaje para las y los estudiantes con necesidades educativas especiales, fue una de las prioridades de la Reforma Educacional, y una de las demandas más reiteradas por parte de la comunidad educativa, identificada gracias a los Diálogos Ciudadanos realizados durante el 2014.

En cada región se realizaron entre uno y cuatro diálogos, dependiendo de las distintas realidades regionales, en los que participaron más de 3.000 personas; entre los que se cuentan principalmente docentes y asistentes de la educación; y directivos mayoritariamente provenientes de establecimientos regulares con Programa de Integración Escolar (PIE) y de escuelas especiales.

Yo Opino es mi Derecho, es un mecanismo de participación focalizado en niños, niñas y adolescentes de todo el país. Este proceso fue liderado por el Consejo Nacional de la Infancia, con el apoyo del Ministerio de Educación, desde esta Unidad y la División de Educación General. Para el sistema educacional, jardines infantiles y escuelas, se diseñaron metodologías específicas por niveles y edades, de carácter deliberativas, con el objetivo de recoger su visión y necesidades sobre temas de afectación directa, para ser incorporados en el desarrollo de políticas públicas de infancia.

La Reforma educacional se construye sobre los pilares de la educación bajo el enfoque de derecho, por lo que la igualdad en el acceso a la educación y oportunidades a lo largo de sus trayectorias educativas, y la construcción y fortalecimiento de espacios libres de discriminación son fundamentales para su ejercicio, razón por la cual las políticas públicas, programa y planes, se enfocaron en el cambio de paradigma educativo desde la integración a la inclusión, valorando la diversidad como un recurso pedagógico al interior de las comunidades.

 

Este trabajo se enmarca en el Plan de Acompañamiento que da cumplimiento al Compromiso Sectorial de la Comisión Técnica de Garantías de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes víctimas de abusos sexuales involucrados en procesos judiciales.

Se trata de una Cartilla y un Afiche con orientaciones para el acompañamiento integral a niños y niñas víctimas de abuso sexual infantil involucrados en procesos judiciales, con el objetivo de orientar y fortalecer el trabajo que desarrolla la comunidad educativa para apoyarles no sólo en garantizar su acceso y permanencia en la escuela, sino especialmente en su proceso de recuperación y aportar las condiciones para que puedan desarrollarse plenamente.

En septiembre de 2014, se llevó a cabo el Diálogo Técnico relacionado al enfoque de género, donde participaron 67 personas representantes de organizaciones tanto de la sociedad civil como gubernamentales, quienes discutieron sobre cómo incorporar el enfoque de género en la Reforma Educacional a partir de tres ejes principales: calidad, inclusión y fortalecimiento de la educación pública.