ddhh

Nuestro país construye su sistema educativo sobre la base de los derechos garantizados por la Constitución y los tratados internacionales vigentes que han sido ratificados; por lo que debemos procurar que tanto las políticas públicas, como los planes, programas e iniciativas educativas, recojan desde su diseño un enfoque de derechos humanos.

En julio de 2015 establecimos la Coordinación de Derechos Humanos en la Unidad de Inclusión y Participación Ciudadana, para reforzar la coordinación transversal de las iniciativas que buscan promover, respetar y garantizar el ejercicio de los derechos humanos en el ámbito educativo.

Cuatro Componentes

a. Derecho a la educación

El primer componente de la línea de derechos humanos busca garantizar el ejercicio pleno del derecho a la educación bajo los principios de igualdad y no discriminación. Focalizamos el trabajo en grupos que requieren especial atención, dada la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran, a través de diagnósticos y acciones positivas.

b. Educación en derechos humanos

El ejercicio de los derechos humanos de todas las personas depende, en gran medida, de la educación que recibamos sobre los mismos. En consecuencia, para construir una sociedad basada en el respeto, cooperación y libertad es necesario fortalecer la educación en derechos humanos, desde los primeros años de formación hasta en la educación superior con el enfoque adecuado de cada especialidad.

Este componente busca abrir los espacios de educación en derechos humanos a través del trabajo con organismos especializados en esta materia y mediante iniciativas de formación profesional, capacitación a funcionarios del MINEDUC y coordinación para la generar recursos didácticos apropiados.

c. Sistemas internacionales y nacional de derechos humanos

El Sistema Internacional de Derechos Humanos está compuesto por el Sistema Universal liderado por las Naciones Unidas, y el Sistema Interamericano liderado por la Organización de Estados Americanos. Ambos sistemas vigilan al Estado de Chile sobre la obligación de respeto, promoción y garantía de los derechos humanos, a través de exámenes periódicos. Como consecuencia de aquellos exámenes, los órganos encargados de la vigilancia emiten recomendaciones que debemos implementar.

Desde la Unidad, en conjunto con la Oficina de Relaciones Internacionales del Ministerio de Educación, trabajamos en respuesta, implementación y seguimiento de las recomendaciones. Asimismo, diseñamos iniciativas que se dirijan a los grupos de especial atención, las cuales comprometemos internacionalmente para avanzar en el pleno ejercicio del derecho a la educación en un ambiente de respeto e inclusivo.

Durante el 2015, la Unidad de Inclusión y Participación Ciudadana ha representado al Ministerio de Educación ante el Comité de Derechos del Niño y Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, en julio y septiembre, respectivamente.

En el ámbito nacional, también implementamos recomendaciones emitidas por el Instituto Nacional de Derechos Humanos y centros nacionales de derechos humanos.

d. Construcción de memorias

La Unidad ha estado trabajando durante al año 2015, con diversos actores del Estado y la sociedad civil, en acciones para el fortalecimiento de espacios de memoria e iniciativas educativas, para velar por la no repetición de violación de derechos humanos. La construcción de memorias es un soporte para activar y trabajar el pasado traumático, como una acción educativa para el presente y el futuro, a través de la reparación simbólica y la garantía de no repetición a través de la educación, para que nunca más sucedan hechos de violación masiva y sistemática de derechos humanos.

Entre esas iniciativas, se encuentran:

• Participación en la mesa técnica interministerial para la elaboración de un borrador de política pública de memoria, que será entregado como insumo a la recientemente creada Subsecretaría de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia.

• Coordinación del proyecto de puesta en valor de los sitios de memoria del Estadio Nacional.

• Participación de mesas regionales de memoria en conjunto con el INDH, organizaciones de la sociedad civil y otros ministerios, para impulsar proyectos de memoria.