Cuentas Públicas Participativas

Las Cuentas Públicas Participativas son espacios de diálogo abierto entre la autoridad pública, los representantes de la sociedad civil y la ciudadanía en general. Permiten a la autoridad rendir cuenta anual de su gestión de las políticas públicas, y a los ciudadanos ejercer su derecho a la información y participación.

Dar cuenta no se refiere sólo al hecho de informar sobre las inversiones y los gastos presupuestarios del Estado, sino también a un acto participativo profundo que involucra a toda la sociedad. De ahí su importancia, ya que es la ciudadanía quien sufre las consecuencias por los fallos de la gestión.

Es aquí donde nos encontramos con el concepto de corresponsabilidad que se instala como la base de la participación ciudadana en la gestión pública.

La cuenta pública participativa pone a disposición de las personas la oportunidad de incidir de manera efectiva y ejercer su participación en las distintas políticas institucionales, potenciando el vínculo y el diálogo con el gobierno.

En este contexto, el Ministerio de Educación realizará anualmente una cuenta pública participativa, con el objetivo de informar a la ciudadanía sobre la gestión realizada, y recoger las opiniones, comentarios, inquietudes y sugerencias, promoviendo el control ciudadano y la corresponsabilidad.

Objetivos de las cuentas públicas participativas:

  • Informar a las personas de la gestión realizada por el gobierno, Ministerio o Servicio que corresponda, tanto a nivel sectorial como territorial.
  • Dar respuesta por parte de la autoridad en los tiempos señalados en la Norma de Participación Ciudadana del Ministerio de Educación.

La cuenta pública participativa se realizará directamente a la ciudadanía y en ella se incluirá, al menos los siguientes tópicos:

  • Políticas, planes y programas desarrollados.
  • Presupuestos en conformidad a lo asignado sobre la oferta pública.

Este proceso se relaciona con uno de los pilares básicos de la participación ciudadana que es el acceso a la información relevante sobre las políticas públicas y el accionar o la toma de decisiones que afecten directamente a la calidad de vida de las personas.

En esta materia, el Estado debe relevar estas instancias para dar una perspectiva más amplia al hecho de entregar información sobre la gestión pública en materias relevantes, pues apunta justamente al trabajo responsable que se debe generar entre ambos sectores, uno al servicio de la ciudadanía y el otro consciente de sus derechos y deberes, todo esto bajo la mirada de una sociedad comprometida con el desarrollo y crecimiento del país.

Dar cuenta con responsabilidad, no sólo implica entregar información sobre el presupuesto y el accionar de un organismo; sino comprender que la participación ciudadana en materias de políticas públicas es un pilar fundamental para la construcción de la corresponsabilidad entre el Estado y la sociedad civil.